Alex Castro Costa Rica and Heaven. Memorial Site.

Cultura

June 30th, 2006 Alex

Cultura Academy(tm).  ¿donde están los sueños?

Alex me dijó un día “man, tomemonos un coffee”. Fuimos al café la rueda que queda en Moravia. Y conversando me dijo que tenía el sueño de poner su propia escuela de idiomas que se iba a llamar: Cultura.

Alex ya tenía varios estudiantes al momento y se veía que iba progresando la cosa.  Alex podía convencer al mundo entero que él era capaz de todo.  Alex me convenció siempre que cuando uno sueña grande puede alcanzar grande y que Jesús te quiere tanto que te va a dar todo lo que sueñas y más.

Siempre volvíamos a lo mismo: yo con la autoestima por el piso por mil razones y él siempre me recordaba lo mismo: “vos sos un hijo de Dios, por lo tanto SOLO te mereces lo mejor”.

A veces yo hacía cosas que me daban miedo (pavor) solo porque Banderas me convencía de que yo era hijo de Dios. Para muchos en el mundo el sentirse hijo de Dios no vale absolutamente nada, para otros como yo, significa que puedo venir a la presencia del rey y jugar a sus pies.

Conozco gente que con la mitad de las cosas que Alex había sufrido en su vida, terminan vendiendo sus corazones a sueños pequeños… Alex en cambio, parecía que tenía corazón suficiente para los sueños de muchos: incluyendo los míos. Alex es mi mejor amigo porque mis sueños eran suyos también.

“Banderas: si es importante para vos, es importante para Dios” me decía. Alex no solo me decía cosas grandiosas para ganarse mi respeto, las apuntaba en las paredes de su cuarto para orar por mí.

Alex como hombre era uno de los hombres más grandes que he conocido, muchas horas desgastadas de sus rodillas pertenecian a mis propios sueños, no a los de él…

Mucha gente se pregunta el secreto de su liderazgo… yo me pregunto porqué aún sabiendo el secreto todavía no rindo mis rodillas a los sueños de mis amigos.

Vitaminas masticables Los Picapiedra

June 27th, 2006 Alex

Alex se fué para los EEUU. Alex era así. Cuando le daba el ramalazo le daba duro a sus sueños y nada lo paraba.  Esta vez le dió a conseguir un trabajito en EEUU.  Me acuerdo que trabajó manejando y también trabajó para Microsoft, una de las cosas que más disfrutó de su trabajo fue la máquina de refrescos de la compañía, el hecho de que podía vestirse de la forma que quisiera y llegar a la oficina cuando quisiera.

Me llamaba de vez en cuando para conversar y para contarme como iba todo, yo lo extrañaba tanto, que nada más esperaba que me dijera que ya iba a volver…

Un día me dijo: “Mae, ya voy para allá”. Y fui a recogerlo una vez más al aeropuerto en donde me contó tantas historias sobre absolutamente todo, incluyendo como le iba en el equipillo de futbol de Seattle (Alex detestaba el futbol). Alex siempre me recogía a mi en el aeropuerto y yo siempre lo recogía a él.
Cuando vino, me trajo una calcomanía, unas revistas y por supuesto unas vitaminas de los picapiedra.

Hoy me cuesta tanto aceptar que ya no puedo ir a recogerlo al aeropuerto y la verdad no quiero ni ver un tarro de las vitaminas Los Picapiedra… pero muy dentro de mi se que soy yo el que todos los días poco a poco voy diciendole yo a él: Mae, ahorita voy para allá.  Y espero con todo mi corazón que él me esté esperando en ese aeropuerto de la vida eterna.

Alex: hermano, te extraño… la vida es más dura sin ti. Sin embargo me conforta saber que no importa cuando sea que nos veamos otra vez, me alegra saber que siempre has estado ahí para recibirme.

Que mi Señor Jesús te dé 100 veces más de lo que has dado por mí. Te quiero, Banderas, de veras que te quiero.

Alex_banderas

Comentarios

June 7th, 2006 Alex
Hola. Bendiciones a los creadores de esta página, a todos los que la leen y sobre todo gracias por pensar en quienes también tenemos a Alex en nuestro corazón y en nuestras oraciones.
Date: Jun Tue,06 2006, 6:07:14