Alex Castro Costa Rica and Heaven. Memorial Site.

Más momentos

October 31st, 2006 Alex

Banderas5

Alex:” Voy a cerrar los ojitos pa esta fotico”…

Banderas4

Alex en el día que se graduó de la U, de hecho nos graduamos el mismo día!

Bander3

Alex en uno de tantos estudios bíblicos!

Banderas2

El perro poniendole atención a Alex en un estudio bíblico! Yo lo llamo discipulado animal!

Banderas1

Pocas veces se le vío vestido en traje entero, esta es una de pocas.

Tiempos

October 29th, 2006 ollin4

“Qué dichoso, qué prudente quien procura pasar la vida como quisiera que lo hallara la muerte. Gran confianza de morir bien nos infundirá el independizarnos totalmente de los criterios mundanos, el ardiente deseo de progresar en virtud, el amor al cumplimiento exacto de nuestro deber cada día, el ejercitarnos en el sacrificio y en negarnos a nosotros mismos, y el soportar toda clase de adversidades que nos vengan, todo por amor a Cristo.

Vive en la tierra como un viajero, como un huésped o pasajero, a quien los asuntos exclusivamente mundanos no lo atraen como si ellos fueran lo principal.”

Tomás de Kempis
La Imitación de Cristo

Que rápido pasa el tiempo y como se empozan las memorias.

Hay ausencias que animan a volver, y hay ausencias que delatan las angustias.

Sin embargo, hay ausencias como la tuya, que hace que los pequeños detalles, esos que en la monotonía del día a día se vuelven tan escurridizos, de repente se levanten como molinos gigantes.

¡Ay! Cómo quisiera ahora revivir cualquiera de ellos, el más insignificante, el que fuera…

Se que hay muchos a quienes has tocado que sienten tu partida tanto como yo.

Pero me maravillo del milagro de tu ausencia. Porque es a través de ella que me permites ver el verdadero valor de los momentos.

Tu ausencia corporal desnudó la verdadera dimensión de tu alma. Cuán grande es.

Hoy quiero refugiarme en los recuerdos, pero lo hago seguro, sin miedo, con alegría. Porque se que la presencia de tu alma, manifiesta en tantos testimonios, sana el dolor, cura la ausencia, enjuga las lágrimas y rescata la esperanza.

Tío.

drip cofi, plis…

October 28th, 2006 ollin4

Hay algunos para quienes las cosas, entre más complicadas, son más eficientes; entre más grandes, son más apetitosas; entre más deslumbrantes, son más valiosas. Hay quienes piensan que a mayor cantidad es mejor.

Esto me recordó cuando llevé a Alex por primera vez a Starbucks café en Seattle. Estábamos nada menos que en la capital mundial de las cafeterías, y las opciones así lo reflejaban. Llegamos al mostrador y el “barista” le preguntó qué quería.

Coffee- respondió Alex estrenando su inglés tico.

Do you want coffee of the day, latte, Americano, mocha, cappuccino, caramel macchiato, espresso, espresso macchiato, espresso con panna? Do you want single shot, double shot? What kind of milk, regular milk, low-fat, soy milk? respondió el empleado haciendo alarde de un impresionante manejo de lenguaje cafetero de Seattle, sin sospechar siquiera que quienes tenía al frente eran dos expertos que desde niños habían crecido entre el aroma del chorreador y la broza del café.

Entonces Alex me miró con cara de asombro y me preguntó en silencio utilizando el lenguaje curvilíneo del arqueo de las cejas: Tío, ¿qué dice este? Si yo solo quiero un café…

¡Ah!!! Momento extraordinario cuando nuestro acervo cultural se vio enriquecido enormemente por aquella extraordinaria definición. Aprendimos a decir “drip coffee”. A ver papito, repit after mi, drip cofi. Quien iba a decir que lo que mi tata se tomaba mañana, tarde y noche de aquel chorreador amarillento era un drip cofi.

Y desde entonces pasó a formar parte de nuestra locución diaria, y hasta llegó a pertenecer a nuestra jerga tiquicial, junto a aquellas memorables como acuantá, me voy a apear, tráeme ese chunche, acharita, qué es el traido, ábrase. Ahora podíamos decir con todo conocimiento de causa, mae, no quiere ir por un drip cofi.

Si. Con el tiempo aprendimos en aquella ciudad extraña, fría y oscura, el valor de las cosas, de las palabras y del verdadero inglés. Y muy dentro, muy en el fondo, aprendimos también que nos hacía falta tiquicia… mucha falta.

Para mi amado sobrino…

October 25th, 2006 ollin4

… a los seis meses de su partida.

Te amaremos siempre papito,
dondequiera que estés.

Tía Sandra.

Alex:

Tu espacio en nuestra familia
permanecerá íntegro.

Ni una sola de tus huellas
se borrará de nuestros
corazones.

Y tu inmensa luz
iluminará por siempre
nuestras vidas.

Fotos no tan famosas de Alex

October 22nd, 2006 Alex

mas-caras-alex

Coki confunde la camara con una torta de jamón.

alex-tools

Aquí Alex estaba reclamando que el martillo de el no estaba “enchuflao”!

caras-banderas

Hannah totalmente intrigada de como “rolear” la lengua.

martilloales

Alex, su guante de cocina y su martillo.

hannahbanderas

Hannah aguantando la respiración para la foto.

banderolas

Alex tomado por sorpresa

banderas

Juego: trate de encontrar a Alex entre todas las personas de esta foto. (hemos incluido una ayuda gráfica por si tiene problemas).

Cómo estás Banderas?

October 9th, 2006 Alex

What would Alex do?

El día de mi cumpleaños.

October 9th, 2006 Alex

Alex nunca se acordaba de que era mi cumpleaños. El día de mi cumpleaños él era quizá el único que no me llamaba de forma especial y me decía feliz cumpleaños… casi siempre se le olvidaba. Lo interesante era que al final siempre terminaba haciendo algo con Alex ese día.

Alex no se acordaba, pero no me importaba porque Alex me trataba como si mi vida fuera un cumpleaños eterno.  Me llamaba a cada rato, iba conmigo a celebrar hasta lo más absurdo y común; para Alex mi vida era un fiesta de cumpleaños.

Hace un poco más de una semana cumplí años una vez más. Esta vez al final del día no llamé a Alex para decirle que fueramos a darnos una vuelta… fue la primera vez en que cumplir años me supo tan diferente… y no es que no disfrutara, es más, gracias a Dios tenía a mi amigo Olger en mi casa y hasta comimos queque que hizo mi esposa… simplemente no fue lo mismo.

Hace bastante ya que Alex le hizo al cielo, yo todavía no me acostumbro.

Banderas: tu vida fue mi mejor regalo de cumpleaños. Hoy pienso en tus palabras y me alegro de conocerte, de ser tu mejor amigo… Te extraño, pero a la vez te deseo lo mejor allá arriba. Gracias por regalarme tu fé, por regalarme tu admiración, tu cariño, tu amistad y tu oración.

Gracias porque tus regalos siempre fueron eternos, de otro modo no tendría nada hoy en mis manos, pero tengo todas las memorias:
So we fix our eyes not on what is seen, but on what is unseen. For what is seen is temporary, but what is unseen is eternal. 2 COR 4:18