Alex Castro Costa Rica and Heaven. Memorial Site.

a mi primito alitos

December 19th, 2006 andrea
 

que puedo decir de una persona tan bella, como lo fue alex, tengo tantos recuerdos de mi infancia y de mi juventud que pase con él, mis hermanas, mis primos y sus amigos que fueron complices de tantas aventuras, fiestas y viajes a la playa…

alex, cuando estabas en el hospital, tuve un sueño tan hermoso contigo, que ahora que lo escribo, lloro pero de alegría al saber que Dios me otorgo verte en en ese sueño, un día antes de morir, porque hablamos tanto en ese sueño, y estabas tan feliz del viaje que dijiste que ibas hacer y yo! que no quería que te fueras!, y te mande ese libro que ahora guardo con mucho amor, porque fue muy real, el libro era: “Verónica decide morir”, pero estabas tan lindo, tenías una belleza, por dentro y por fuera, que hacía que parecieras un angel, pero ese sueño me sirvió, para cuando te veo en mi mente, solo así estas, como un angel, que Dios lo tiene.

primito te quiero!!!, porque para mi estas todavía estas con nosotros. tu prima andrea.

La verdad les hará libres.

December 3rd, 2006 Alex

“No señor, no puede entrar a los EEUU y no solo eso, quiero que vaya y le diga a todos sus amigos que tampoco ellos van a poder entrar!” Alex se levantó y salió por la puerta como un caballero y con el espiritú en alto. En su corazón se repetían las palabras de Juan capítulo 8: “… y la verdad los hará libres”.

6 meses antes Alex y yo estabamos en su casa en Moravia, gozándola como siempre, esta vez Alex tenía algo en sus manos: su pasaporte. Mientras conversabamos no pude dejar de notar que Alex estaba jugando con la primera página del pasaporte. Básicamente como quien se come las uñas para matar tiempo, Alex empezó a rascar el plástico que cubre la primera página del pasaporte. Después de algunos minutos de conversación, ya el plástico estaba empezando a ceder y por supuesto finalmente la mejor opción parecía quitarle el plástico. ” Mae, necesitas ir a sacar un nuevo pasaporte” le dije…

Varias semanas después Alex recibió una oferta para ir a los EEUU como invitado a un campamento. Era una oportunidad increíble, especialmente porque Alex amaba los EEUU. Siempre conversabamos de la frescura, del aire, de Barnes y Noble, del café de Starbucks, de todo un poco.

Fue entonces cuando decidió hacer las vueltas nuevamente para ir a sacar el pasaporte. Y así fue. Una vez que sacó el pasaporte, la otra opción era traspasar la visa de un pasaporte a otro. Entonces fue cuando llegó a la embajada.

De acuerdo a la conversación que tuve yo con Alex, más o menos esto fue lo que pasó:

“Buenos días” le dijo el consul en la ventana. Alex le dió todos los documentos y le explicó que tenía que traspasar su visa de 10 años a su nuevo pasaporte (lo que parecía un procedimiento rutinario).

“Porqué este pasaporte está en esta condición?” le preguntó el consul. “Bueno, estaba jugando con el plástico por torpeza y lo rasgué” dijo Alex. “Le voy a preguntar una vez más y espero que me responda con la VERDAD” insistió el oficial, “porqué?” … “La verdad es que estaba jugando con mi pasaporte y por torpeza lo rasgué”, dijo Alex.

Una de las cosas más duras de ver en la vida es que la verdad muchas veces parece mentira, gracias a que las mentiras de hoy parecen verdad. Tanta gente tiene corrupto su entendimiento que ya no saben diferenciar entre verdad y mentira.

El oficial viendo a Alex y creando un juicio equivocado agregó: ” La visa está denegada, no puede usted entrar a los EEUU! El siguiente!”. Alex me dijo que había sido frustrante el ser tratado como un mentiroso, le dolía más eso que no poder.

Decidió entones volver al día siguiente y fue ahí cuando lo invitaron a una oficina; cuando digo invitaron, me refiero a que las sospechas que tenían de que Alex era un “coyote” o un “mentiroso” ya eran verdad en sus corazones.

“Alex, vamos a empezar de nuevo, quiero que nos diga porqué el pasaporte está en esta condición?” Alex repitió la verdad una y otra vez siempre recibiendo la misma respuesta y finalmente siendo denegado la entrada por completo y teniendo que esperar durante 1 año más para poder solicitarla otra vez.

Cuando Alex y yo hablamos era evidente que la forma más fácil de haber entrado a esa oficina hubiera sido mintiendo, diciendo que el perro se había comido el pasaporte o que lo había dejado en la lavadora, no con la verdad. Pero Alex prefería decir la verdad y sufrir que mentir y sufrir más.

Obviamente perdió la oportunidad de ir al campamento y duró un año completo sin poder entrar a EEUU. Lo que más me parece increíble es que de todas las personas que conozco, Alex era uno de los que más impacto tenía en personas de EEUU visitando Costa Rica.  Alex brindó soporte y cambió la vida de Estadounidenses como pocos costarricenses, pero la embajada no podía ver eso.

Un año más tarde y con una beca completa para estudiar por año en los estados, Alex volvió a entrevistarse con el consul.

La invitación a mentir estaba ahí nuevamente y esta vez era 1 año completo en Norte America estudiando, el sueño de Alex en la línea.

¿Sábe que dijo Alex cuando le preguntaron otra vez? La verdad.

La verdad es difícil, pero la verdad nos hará libres.

Hay incalculables lecciones en esto… para mí el ejemplo más grande es que mi hermano hoy está en el cielo rodeado de verdad… la visa más importante de su vida se la ganó gracias a su amor por Cristo. No importa que tan grandes sean mis sueños, el sueño más grande es la cruz de Cristo.