Alex Castro Costa Rica and Heaven. Memorial Site.

Tiempos

“Qué dichoso, qué prudente quien procura pasar la vida como quisiera que lo hallara la muerte. Gran confianza de morir bien nos infundirá el independizarnos totalmente de los criterios mundanos, el ardiente deseo de progresar en virtud, el amor al cumplimiento exacto de nuestro deber cada día, el ejercitarnos en el sacrificio y en negarnos a nosotros mismos, y el soportar toda clase de adversidades que nos vengan, todo por amor a Cristo.

Vive en la tierra como un viajero, como un huésped o pasajero, a quien los asuntos exclusivamente mundanos no lo atraen como si ellos fueran lo principal.”

Tomás de Kempis
La Imitación de Cristo

Que rápido pasa el tiempo y como se empozan las memorias.

Hay ausencias que animan a volver, y hay ausencias que delatan las angustias.

Sin embargo, hay ausencias como la tuya, que hace que los pequeños detalles, esos que en la monotonía del día a día se vuelven tan escurridizos, de repente se levanten como molinos gigantes.

¡Ay! Cómo quisiera ahora revivir cualquiera de ellos, el más insignificante, el que fuera…

Se que hay muchos a quienes has tocado que sienten tu partida tanto como yo.

Pero me maravillo del milagro de tu ausencia. Porque es a través de ella que me permites ver el verdadero valor de los momentos.

Tu ausencia corporal desnudó la verdadera dimensión de tu alma. Cuán grande es.

Hoy quiero refugiarme en los recuerdos, pero lo hago seguro, sin miedo, con alegría. Porque se que la presencia de tu alma, manifiesta en tantos testimonios, sana el dolor, cura la ausencia, enjuga las lágrimas y rescata la esperanza.

Tío.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.